Terapia floral y sexualidad femenina

El sistema Floral del Dr. Bach no está ideado para tratar síntomas físicos directamente, pero sí para resolver las causas emocionales que generan muchos de estos trastornos. Las Flores de Bach se enmarcan dentro de la denominada “Medicina vibracional”, ya que las esencias actúan sobre los Cuerpos sutiles: cuerpo etérico, astral o emocional y espiritual.

Todo nuestro mundo emocional está representado por las 38 Flores, donde cada una se corresponde con una emoción arquetípica. Cuando se produce un desequilibrio en alguna de nuestras emociones, la energía de las Flores nos re-equilibra de una forma suave, sencilla y eficaz, re-conectándonos con nuestro auténtico Ser. Es a través de la intuición, el instinto y la conciencia que podemos restablecer la conexión con nuestra Diosa interior y la Sexualidad Sagrada. Es importante aclarar que las esencias no actúan luchando contra el defecto, sino reforzando la virtud positiva que lo contrarresta. Si sentimos miedo, la Flor Mimulus (Mímulo) hará resonar el patrón anímico del Valor en cada una de nuestras estructuras: física, mental, emocional y espiritual, de tal forma que la presencia del valor hará desaparecer el miedo.

Para averiguar qué Flores necesitamos, primero debemos analizar cuál es nuestro estado emocional actual y la forma en que reaccionamos ante lo que nos sucede.

Las mujeres de hoy vivimos sujetas a innumerables presiones, debiendo conjugar múltiples facetas, muchas de las cuales son antagónicas. En momentos de gran desgaste físico y emocional, es muy probable que se produzcan desajustes en nuestros ritmos internos y ello repercuta en el deseo sexual. Desde la pubertad nuestros patrones emocionales se ven afectados por cambios hormonales. Los pensamientos y emociones repercuten directamente sobre todos los planos de la vida. De hecho, somos el resultado de nuestros patrones psíquicos y mentales. Cuando dejamos que las emociones negativas formen parte de nuestros pensamientos, éstas van solidificándose hasta alcanzar el cuerpo físico. Es entonces cuando se transforman en enfermedades o trastornos. Podríamos decir que “Somos lo que pensamos”.

Los Síntomas más frecuentes de la pérdida de libido son: la inapetencia sexual y la astenia.

No existen Flores para estos síntomas, pero sí para la mujer que los sufre.

FLORES QUE PUEDEN AYUDARNOS:

WILD ROSE (Rosa Silvestre): sensación de apatía, falta de interés. Para cuando nos sentimos estancadas y desmotivadas. Ya no se intenta ser original o divertida como antes. Esta Flor nos devuelve la motivación y el interés.

OLIVE (Olivo): Gran agotamiento físico y/o mental, como si nuestras baterías estuvieran descargadas. La falta de energía nos hace caer rendidas en la cama, sin fuerzas para nada más. Esta Flor promueve el fortalecimiento de nuestras estructuras psíquicas y físicas, aportando nuevas energías.

HORNBEAM (Hojaranzo común): Sientes que tu vida sexual es aburrida, la vives como una rutina en lugar de ser una experiencia placentera o la expresión de tu feminidad. Acostumbramos a dar excusas para postergar las relaciones sexuales. Esta Flor nos ayuda a ver lo diferente dentro de lo cotidiano, a vivir cada día de una forma intensa.

CRAB APPLE (Manzano Silvestre): No estás a gusto con tu cuerpo, te resulta incómodo desinhibirte y disfrutar de tu sexualidad. Para cuando nos obsesionamos con “esos kilitos de más”, o por cualquier aspecto de nuestro físico. Esta flor apoya la autoaceptación y facilita los procesos de purificación y limpieza.

STAR OF BETHLEHEM (Estrella de Belén): Para cuando se han vivido experiencias sexuales desagradables o traumáticas, que al no haberse procesado correctamente en nuestra psique, han dejado secuelas importantes, sumiéndonos en una especie de letargo interior. Esta flor nos ayuda a vaciar nuestras “mochilas” psíquicas, liberándonos de la carga del pasado.

LARCH (Alerce): Falta de confianza en nosotras mismas, sentimiento de inferioridad. Cuando iniciamos una nueva relación no creemos estar a la altura, o tenemos una expectativa de fracaso. Esto lleva a que muchas veces no demos el primer paso por temor a no “rendir” satisfactoriamente. Esta flor nos devuelve la confianza y nos ayuda a enfocar las situaciones desde una perspectiva más realista.

WHITE CHESTNUT (Castaño de Indias): Para cuando no podemos desconectar de las preocupaciones, y damos vueltas y más vueltas a los problemas, de tal forma que nuestra mente parece un disco rallado. Esta incesante actividad mental, impide que podamos disfrutar del presente y prestar atención a nuestras necesidades, boicoteando nuestra vida sexual.

Esta flor restaura la Paz mental y la calma interior, necesarias para vivir el sexo con todos los sentidos.

RESCUE REMEDY (Remedio Rescate): Este remedio es una combinación de Star of Bethlehem, Rock Rose, Clematis, Cherry Plum e Impatiens. Útil en situaciones de estrés, nerviosismo, emergencias o malas noticias. Su efecto es calmante y estabilizador.

Los remedios aquí sugeridos son sólo algunos ejemplos prácticos, ya que existen Flores de Bach para  todas las situaciones y estados emocionales que se puedan presentar. Para casos agudos, bastará con dos gotas de la flor o flores seleccionadas en un vaso de agua, que tomaremos a pequeños sorbos. (4 gotas si se trata de Rescue Remedy). En casos crónicos o como tratamiento más continuado, utilizaremos una botella con cuentagotas de cristal color topacio de 30 ml, a la que añadiremos agua, un 20% de brandy de buena calidad (como conservante) y dos gotas de cada flor escogida (4 gotas si es Rescue Remedy). Podemos combinar hasta un máximo de 7 u 8 flores en un mismo preparado.

Tanto la experiencia sexual como la amorosa deberían vivirse como acontecimientos Sagrados. Lo cotidiano se muda en Sagrado cuando ponemos el Alma en cada uno de nuestros actos.

Una Sexualidad sagrada es aquella en la que recuperamos el vínculo con los ritmos de la naturaleza y el Cosmos, convirtiéndonos en símbolos de Transformación, como la semilla que realiza su viaje evolutivo hacia la Flor.

Y ahora… A FLORECER!!!

By | 2018-03-04T10:22:36+00:00 julio 9, th, 2015|BLOG|0 Comments