TERAPIA FLORAL

La Terapia Floral debe ser contemplada desde una visión holística, es decir, que concibe la enfermedad como una desarmonía en todos los planos del ser humano: físico, mental, emocional y espiritual. Las Esencias Florales restituyen el equilibrio en aquellos patrones mentales y emocionales negativos, constituyendo un auténtico método preventivo de la salud, así como una valiosa herramienta de autoconocimiento y evolución personal.






Flores de Bach: Una Terapia fiable y ecológica

Las Flores de Bach constituyen un sistema terapéutico completo que emplea 38 esencias provenientes de 36 flores, un brote y agua solarizada. El sistema fue creado y desarrollado por el médico inglés Edward Bach, entre los años 1928 y 1935.

Las esencias, al no tener principios moleculares activos, son compatibles con cualquier tratamiento o medicamento. Carecen de efectos secundarios y/o contraindicaciones, no existiendo posibilidad de sobredosificación  ni iatrogenia. Por todo ello, pueden ser tomadas por bebés, mujeres embarazadas, adultos y ancianos.

La terapia Floral se incluiría dentro de las terapias holísticas y vibracionales, ya que las esencias trabajan en todos los planos del ser: espiritual, mental, emocional y físico.  Lo que nosotros tomamos de la flor es su campo vibracional (patrón de información), por decirlo de algún modo, el alma vegetal de la flor. En realidad, las flores catalizan una información que ya existe en nosotros. Armonizan la conexión entre el Alma (Yo superior) y la personalidad.  Para Edward Bach, cuando la personalidad se desvía de los dictados del Alma surge el conflicto, que cristalizará en una enfermedad.

Hay mucha diferencia entre tomar flores de Bach (ya sea por autotratamiento o por sugerencia de otra persona) que realizar una Terapia asistida por las Flores de Bach, donde existe un proceso de comunicación entre el Terapeuta Floral y la persona que acude  a la consulta. Este proceso de comunicación se desenvuelve en un marco terapéutico adecuado, donde existe una relación terapeuta/cliente de calidad y se caracteriza por una relación empática basada en la escucha activa. El terapeuta, además de tener un gran conocimiento de las esencias florales, debe tener formación en técnicas de entrevista y comunicación interpersonal, además de ser empático y ético. En definitiva, debe ser un acompañante en los procesos de cambios personales del cliente.

La labor del Terapeuta Floral es atender el estado emocional de la persona, independientemente del síntoma que presente, y tomar en cuenta la manera en que la persona reacciona ante su enfermedad.

Las esencias florales son la herramienta de trabajo del terapeuta y la conversación terapéutica es la metodología de tratamiento.

Es muy importante, a la hora de buscar un Terapeuta Floral, dirigirse a profesionales cualificados. Debemos rechazar a cualquier terapeuta que intente sustituir la conversación terapéutica por un test o por sistemas dignósticos que no tengan en cuenta la escucha activa y que dejan al cliente en un plano pasivo ( péndulos, cartas, etc.) El cliente debe participar activamente en el proceso terapéutico. Un buen terapeuta debe ser, ante todo, empático y ético, es decir, su función no es salva ni resolver la vida del paciente, sino acompañarle en su proceso de evolución personal, fomentar su autoconocimiento, habilidades sociales, respetando la confidencialidad, sin manipulaciones, fomentando su autonomía , no la dependencia.

De igual modo que cuando acudimos a cualquier profesional (médico, abogado, dentista, etc.) nos aseguramos de sus credenciales y profesionalidad, deberíamos hacer lo mismo a la hora de elegir a un Terapeuta Floral. Las flores no son frasquitos mágicos que seleccionamos al azar o con métodos diagnósticos esotéricos o por las cualidades sanadoras de algún gurú, sino que son una disciplima para la que se requiere una alta capacitación.

¿Cómo actúan las Flores?

Determinadas flores, arbustos y árboles silvestres, a través de su alta vibración tienen la capacidad de aumentar nuestras vibraciones humanas y librarnos de nuestros padecimientos.

¿Es una terapia fiable y contrastada? 

Es una terapia que se aplica desde hace más de 80 años, se han realizado estudios, libros y seminarios sobre esta terapia natural holística en todo el mundo. La Organización Mundial de la Salud (OMS)  reconoce diferentes terapias alternativas y las Flores de Bach es una de ellas.

¿Cómo es la primera sesión de la terapia?

La terapia con Flores de Bach requiere formación, seriedad y respeto por parte del terapeuta. Si quieres mejorar o resolver algún tema emocional y decides llamarme, no debes preocuparte. La primera entrevista con un terapeuta puede generar nerviosismo por eso quiero explicarte cómo será la primera sesión conmigo.

Concertaremos una visita presencial en la que te ayudaré a encontrar la raíz de aquello que te preocupa, estableceremos unos objetivos y trabajaremos para superar las barreras y lograr el bienestar que has venido a buscar.

Mi trabajo se basa en una entrevista y un diálogo natural, fluido y sin presiones. Se trata de que estés cómodo y tranquilo para ir exponiendo aquello que deseas resolver, siempre a tu ritmo y explicando sólo lo que quieres explicar.

En base a lo que hayamos hablado prepararé un frasco con las esencias adecuadas y totalmente personalizadas.

Las sesiones a realizar dependerán de los objetivos marcados y de la evolución de cada persona.

Si quieres concertar una visita

llámame al 653 64 37 19

escríbeme un correo a  floresdebach@raquelgonzalez.es